top of page

30 Preguntas difíciles de una entrevista de trabajo y que contestar

Preguntas para una entrevista de trabajo más difíciles

1. Háblame de ti

Esta pregunta crucial parece sencilla, por lo que muchas personas fallan al prepararse para responderla. Este es el tema: no hables de todo tu historial de trabajo (o personal). En lugar de eso da un breve discurso–uno que sea conciso y convincente y que muestre exactamente por qué eres la persona indicada para el trabajo. Empieza con 2 o 3 logros específicos o experiencias que quieras comunicar al entrevistador. Luego, sigue hablando sobre cómo esas experiencias previas te han posicionado de frente al rol específico que estás buscando.

2. ¿Cómo te enteraste de la posición?

Otra pregunta aparentemente inocua, que realmente es una oportunidad para sobresalir y mostrar tu pasión y conexión con la compañía. Por ejemplo, si te enteraste del empleo a través de un amigo o contacto profesional, nombra brevemente a esa persona y luego comparte por qué te emocionaste tanto al respecto. Si descubriste a la compañía a través de un evento o un artículo, compártelo en la entrevista. Incluso si encontraste la posición en un tablero cualquiera de anuncios, comparte qué fue lo que llamó tu atención respecto a la posición.

3. ¿Qué sabes de la empresa?

Cualquier candidato puede leer y recitar la página "Sobre nosotros" de la empresa. Así que, cuando los entrevistadores te pregunten esto, no están midiendo si entiendes la misión — quieren saber si es algo que te interesa. Empieza con una línea que muestre que entiendes los objetivos de la empresa. Usa un par de palabras claves y frases del sitio web, pero luego hazlo más personal. Por ejemplo, "Personalmente me siento atraído por esta misión porque..." o "Realmente creo en este enfoque porque..." y comparte uno o dos ejemplos personales.

4. ¿Por qué quieres este trabajo?

De nuevo, las compañías quieren contratar personas que estén apasionadas por una vacante, por lo que deberías tener una respuesta estupenda sobre por qué quieres el trabajo. (¿Y si no? Probablemente deberías aplicar a otro lugar.) Primero, identifica un par de factores clave que hagan que la posición sea ideal para ti. Por ejemplo: "Me encanta el soporte al cliente porque adoro la constante interacción humana y la satisfacción que viene de ayudar a alguien a solucionar un problema". Luego comparte por qué amas la compañía. Por ejemplo: "Siempre he sido un apasionado de la educación, y creo que ustedes hacen cosas geniales, por lo que me gustaría ser parte de eso".

5. ¿Por qué deberíamos contratarte? (¿Por qué tú?)

Esta pregunta de entrevista parece ir directo al grano (y es muy intimidante), pero si se te pregunta, estás de suerte. No hay mejor forma de que te vendas a ti mismo y tus habilidades. Tu trabajo aquí es armar una respuesta que cubra tres puntos: que puedes no sólo hacer el trabajo, sino entregar resultados geniales; que realmente encajas con el equipo y la cultura, y que eres una mejor opción que cualquier otro de los candidatos.

6. ¿Cuáles son tus mayores fortalezas profesionales?

Al responder esta pregunta, la coach de entrevistas Pamela Skillings recomienda ser preciso (comparte tus verdaderas fortalezas, no las que creas que tu entrevistador desea escuchar); ser relevante (escoge entre tus fortalezas las que estén más orientadas a esta posición en particular); y ser específico (por ejemplo, en lugar de "don de gentes", escoge "comunicación persuasiva" o "construcción de relaciones"). Luego, prosigue con un ejemplo en el que hayas demostrado esos rasgos en el ámbito profesional.

7. ¿Cuáles consideras que son tus debilidades?

Lo que tu entrevistador está buscando realmente con esta pregunta complementaria—más allá de identificar verdaderas señales de advertencia—es medir tu autoconocimiento y tu honestidad. "No puedo cumplir con las fechas de entrega" no es una opción—pero tampoco lo es "¡Nada , soy perfecto!” Busca un balance pensando en algo con lo que luchas pero que estés intentando mejorar. Por ejemplo, quizás hablar en público nunca haya sido tu fuerte, pero recientemente te has ofrecido a presentar eventos para estar más cómodo con una audiencia grande.

8. ¿Cuál es tu más grande logro profesional?

Nada dice "contrátame" de mejor forma que un registro o prueba de haber alcanzado resultados asombrosos en trabajos anteriores, ¡así que no seas tímido al responder esta pregunta! Una forma genial de hacerlo es usando el método S-T-A-R: Plantea la Situación y la Tarea que se te solicitó completar y dale algo de trasfondo y contexto al entrevistador. Por ejemplo, "En mi anterior trabajo como analista junior, mi rol era la gestión del proceso de facturación". Pero pasa la mayor parte de tu tiempo describiendo lo que realmente hiciste (la Acción) y lo que lograste (el Resultado). Por ejemplo, "En un mes, simplifiqué el proceso, lo que le ahorró a mi grupo 10 horas-hombre al mes y redujo en un 25% los errores en las facturas"

9. Cuéntame sobre algún desafío o conflicto que hayas enfrentado en el trabajo, y cómo lo resolviste

Al hacer esta pregunta, "tu entrevistador quiere tener indicios sobre cómo responderás al conflicto. Cualquiera puede parecer agradable y gentil en una entrevista de trabajo pero, ¿qué ocurrirá si te contratan y Gladys de Regulatorio empieza a ser quisquillosa contigo?" dice Skillings. De nuevo, querrás usar el método S-T-A-R, asegurándote de enfocarte en cómo manejaste la situación profesionalmente y de forma productiva. Si puedes, cierra con un final feliz, como haber llegado a una solución o a un compromiso.

10. ¿Dónde te ves en cinco años?

Si te hacen esta pregunta, sé sincero y específico sobre tus metas futuras, pero considera lo siguiente: El entrevistador quiere saber a) si te fijas metas reales en tu carrera, b) si tienes ambición (es decir, si esta entrevista no es la primera vez en la que consideras esta pregunta), y c) si esta posición se alinea con tus metas y tu crecimiento. Tu mejor apuesta es pensar de forma realista sobre a dónde esta posición podría llevarte y responder acorde a eso. ¿Y si la posición no es necesariamente un boleto de solo ida a tus aspiraciones? Está bien decir que no estás seguro sobre lo que el futuro te depara, pero que ves esta experiencia como una oportunidad importante para ayudarte a tomar esa decisión.

11. ¿Cuál es tu posición ideal?

En una temática similar, el entrevistador quiere descubrir si esta posición está realmente alineada con los objetivos a largo plazo de tu carrera. Aunque "estrella de la NBA" podría hacerte reír, una mejor apuesta es hablar de tus metas y ambiciones—y cómo esta posición te acercará a ellas.

12. ¿Con qué otras compañías te estás entrevistando?

Las compañías hacen esta pregunta de entrevista por varias razones, desde querer ver si has estado buscando en la competencia o si te propones seriamente entrar en la industria. "A menudo el mejor enfoque es mencionar que estás explorando un cierto número de otras opciones similares en la misma industria de la compañía," dice la experta en búsqueda de empleo Alison Doyle. "Puede ser útil mencionar como una característica común de todos los empleos a los que estás aplicando la oportunidad de poner en práctica algunas habilidades y destrezas críticas que poseas." Por ejemplo, podrías decir 'Estoy aplicando a muchas posiciones con firmas de asesoría en IT en las que puedo analizar las necesidades del cliente y traducirlas para los equipos de desarrollo para encontrar soluciones a problemas tecnológicos.'”