top of page

Equipos funcionales- La integración

Actualizado: 29 abr 2022

Porqué Integrar? deseas que tú equipo sea funcional? Podemos asesorarte 18492653309


Las cinco disfunciones de un equipo describe las causas fundamentales de disfunción en los equipos y las claves para superarlas. Contrario a lo que popularmente se cree, las causas de la disfunción son identificables y curables. Sin embargo, no mueren fácilmente. Hacer que un equipo sea funcional y esté unido requiere cierta valentía y disciplina, que muchos grupos no poseen. Kathryn Petersen, directora ejecutiva de Decision Tech, se enfrenta a un importante reto: unir a un equipo tan disfuncional que amenaza con destruir a toda la compañía. ¿Tendrá éxito? ¿Será despedida? ¿Fracasará la compañía? El relato sirve como recordatorio atemporal de que el liderazgo requiere tanto coraje como perspicacia. A lo largo de la historia, el autor revela las cinco disfunciones por las que a los equipos, incluso los mejores, les cuesta trabajar juntos. Describe un modelo y pasos accionables que se pueden usar para superar estos obstáculos y construir un equipo cohesionado y eficaz. Un mensaje poderoso pero simple para todos aquellos que quieren ser líderes de un equipo excepcional.



El trabajo en equipo comienza con la generación de confianza". Diferencias entre equipos con y sin confianza Miembros de un equipo con falta de confianza

● Ocultan sus debilidades y errores

  • ● No piden ayuda, ni ofrecen comentarios constructivos

  • ● No ofrecen ayuda fuera de sus áreas de responsabilidad

  • ● Llegan a conclusiones sobre las intenciones y aptitudes de los otros sin confirmarlas

  • ● No reconocen, ni aprovechan las habilidades y experiencias de los demás

  • ● Pierden tiempo y energía creando estrategias políticas

  • ● Se generan rencores

  • ● Evitan reuniones y buscan excusas para evitar pasar tiempo juntos

Miembros de equipos donde existe confianza ● Admiten debilidades y errores ● Pidenayuda ● Aceptan críticas y aportaciones sobre sus áreas de responsabilidad ● Se permiten mutuamente el beneficio de la duda antes de llegar a una conclusión negativa ● Asumen riesgos al ofrecer feedback y ayuda ● Aprecian y aprovechan las habilidades y experiencias de los demás ● Concentran el tiempo y la energía en cuestiones importantes ● Ofrecen y aceptan disculpas sin dudar ● Buscan oportunidades para trabajar en equipo Lograr este nivel de confianza es difícil en un contexto empresarial porque las organizaciones enseñan a las personas a competir y a proyectar una imagen invulnerable. Pero no es imposible. ¿Cómo se construye la confianza en un equipo? Lamentablemente, la confianza basada en la vulnerabilidad no se consigue de la noche a la mañana. Se necesitan experiencias compartidas a lo largo tiempo y un profundo conocimiento de cada uno de los miembros del equipo. Sin embargo, centrandose y poniendo empeño en ello, se puede acelerar drásticamente el proceso y lograr la confianza en un tiempo relativamente corto.

"Los compañeros de equipo deben sentirse cómodos siendo vulnerables el uno con el otro"


1. Busca miembros a los que les motive e interese trabajar dentro de un equipo:

2. Selecciona personas con multi habilidades

3. Establece un objetivo que consiga unir a los miembros

4. Asigna las funciones específicas de los miembros del equipo

5. Asegúrate que todos los miembros se comprometan abiertamente con el equipo

6. Nombra a un representante: Llámale jefe o líder del equipo y asegúrate de que cuente con conocimientos y habilidades por encima de los otros miembros, para que él sea el vínculo con quien puedas el plan de trabajo, contratiempos para alcanzar las metas o cualquier otro asunto relacionado con el desempeño del grupo. La integración de un equipo productivo y eficiente puede convertirse en uno de los principales activos y, por consiguiente, en uno de los pilares del éxito de cualquier corporación. La integración y optimización de recursos nos permite mejorar nuestro desempeño tanto personal como colectivo y por consiguiente alcanzar las metas que deseamos de una manera mucho más fácil que si lo intentáramos solos. Trabajar en equipo puede potenciar exponencialmente los límites de productividad y eficiencia de cada individuo que colabora en un fin común. Es decir, suma la fuerza de trabajo de cada persona y multiplica su potencial al trabajar en conjunto. Cabe mencionar que no se trata de más horas de trabajo aportadas por más individuos hacia una actividad, sino de mayor calidad y eficiencia aportada por una unidad de personas que no sólo aportan más trabajo, sino que incrementan el tope del límite personal que cada integrante del equipo alcanzaría de manera individual.